Él es Enrique Buendía Campos de 65 años, beneficiario de Ampuvalia 2020 desde México.

 

 

 

 

 

 

 

 

Perdió la extremidad tras ser diagnosticado con enfermedad periférica arterial. Afección circulatoria en la que el estrechamiento de los vasos sanguíneos reduce la irrigación sanguínea.

Enrique nos comparte este testimonio:

“Mi vida antes de perder la extremidad era más activa y mas sociable, me gustaba ir al trabajo y acompañar a mi esposa a traer las compras.  Me gusta bailar, jugar con mis nietos y convivir con mi familia.”

Su meta al adquirir su primera prótesis es: “Poder recuperar por completo mi autonomía e independencia y así poder volver a apoyar a mi esposa con los labores de la casa. ”

En un año se ve: “Más independiente, recuperado y retomando mis actividades diarias. Me encantaría

retomar mi empleo, solía ser litógrafo. ”

Ayuda a Enrique a recuperar su movilidad y cumplir su sueño.

Dona aquí: https://comunidadaltruista.org/campaigns/cada-paso-tiene-su-historia/